93 792 52 57       info@espaivertical.cat

Novedades y Notícias

Trabajos Verticales y formación IRATA

HomeCertificación IRATA Internacional¿Conoces las características de tu descendedor o descensor para trabajos verticales?

¿Conoces las características de tu descendedor o descensor para trabajos verticales?

¡Para sacarle mayor provecho a tu descensor para trabajos verticales es aconsejable que conozcas todos los detalles del mismo!

En este artículo hablaremos sobre las características de dos descensores que se usan a nivel industrial el I’D y el RIG de la marca PETZL.

Descarga las fichas técnicas de los descendedores haciendo clic sobre ellos: I’D / RIG

Primero que todo, necesitamos conocer qué normativa deben cumplir estos dispositivos para ser considerados aptos para su uso a nivel industrial. La normativa que deben cumplir los descensores para la industria según la UNE-EN-12841 aprobada en el 2006 y armonizada en el 2007, explica que los Equipos de protección individual contra caídas, Sistemas de acceso mediante cuerda y Dispositivos de regulación de cuerda, la cual se dividen en:

Tipo A:

Son los dispositivos anti-caídas deslizantes sobre línea de anclaje flexible. Mejor conocidos como anti-caídas y son los encargados de detener nuestra caída en caso de que nuestra cuerda de trabajo o línea de anclaje (si se trata de trabajos verticales) o anclaje que la soporta falle, generándose entonces una caída. Estos dispositivos antes eran regulados por la UNE-EN-353-2.

 

Tipo B:

Son los dispositivos de ascenso por cuerdas, bloqueadores de mano o pecho, los cuales permiten que el usuario ascienda por las cuerdas, deslizando hacia arriba y bloqueando hacia abajo (cuando el técnico de trabajos verticales detiene el ascenso). Anteriormente eran regulados por la UNE-EN-567.


Tipo C:

Son los denominados descensores o descendedores, los cuales permiten que el técnico de trabajos verticales pueda descender por la cuerda a una velocidad controlada y permiten que el usuario se detenga en cualquier punto sin realizar ninguna maniobra de bloqueo (sistema de auto-bloqueo). Sustituyen a los dispositivos regulados por la UNE-EN-341-A.

 



Ahora que ya conocemos la normativa que deben tener nuestros descendedores, realizaremos una comparativa de los equipos citados anteriormente:

PETZL I’D S PETZL RIG
Precio 155 euros aprox. 105 euros aprox.
Peso 530 gramos 380 gramos
Diámetro 10 – 11.5 mm. 10.5 – 11.5 mm.
Carga Nominal 30-150 kg. 30-150 kg.
Carga Máx. 250 kg. 200 kg.
Descenso Máx. 200 m. 200 m.

 

 

Gracias a la comparativa podemos ver algunas diferencias en cuanto a costo y peso del equipo, diámetro de cuerda que aceptan y carga máxima que pueden llegar a descender, siendo esta última no muy relevante para los usuarios en general.


Las ventajas o depende para quien desventajas entre el descensor RIG o I’D de la PETZL para trabajos verticales son una serie de extras que no están en la norma y que nos dan un poco más de seguridad añadiendo un poco de peso al equipo o dificultad en el ascenso mediante descensor y bloqueador de mano, ya que la cuerda puede ser bloqueada por la leva de dientes dificultando el ascenso (si no se conoce bien la técnica).

 

 

Estos extras que tiene el I’D son:

  • La leva anti-error: es una leva dentada que bloquea la cuerda en caso de que la introduzcamos de manera incorrecta en el descensor, impidiendo nuestro descenso incontrolado. Es un sistema genial para principiantes que no dominan bien el sentido de colocación de la cuerda en el equipo. Si llegamos a introducir mal la cuerda en el RIG, quedaremos colgados de nuestro dispositivo anti-caídas ya que el RIG no posee este sistema incorporado (riesgo de colisión contra estructura o el suelo en caso de mala colocación de la cuerda).

  • El sistema anti-pánico: es un sistema que detiene el descenso al tirar de la palanca con fuerza, lo que ocurriría si cayera algo sobre la palanca y la activara o si el técnico se asusta y tira de ella con fuerza. Este sistema es muy recomendable para técnicos de trabajos verticales con poca experiencia.

 

  • Botón de planos inclinados: este sistema “evita” hasta cierto punto la activación del sistema anti-pánico, ya que en planos inclinados gran parte de nuestro peso está sobre la superficie y no sobre el arnés de trabajos verticales, por lo que el sistema se activa con facilidad. Los modelos viejos no lo tenían y la verdad que se nota la diferencia.

 

En general los dos equipos son excelentes, he usado ambos y ciertamente a veces el sistema anti-pánico, la leva anti-error y el peso hacen la diferencia, pero por otro lado si eres supervisor y quieres curarte en salud el I’D es genial, ya que aunque los técnicos de trabajos verticales que están a tu cargo tengan experiencia, factores como la fatiga, la mala visibilidad de los equipos por el uso de máscaras, los ambientes polvorientos, etc. dificultan el manejo y pueden causar un accidente.

Hay que tener en cuenta que ambos equipos, aunque uno sea más seguro que el otro poseen características similares que hay que tener en cuenta a la hora de usarlos. Algunos detalles pueden hacer que fallen y queden desbloqueados.

Ejemplos:

Fallo del bloqueo del equipo:

  •  En el caso de un rescate sobre las cuerdas del accidentado, si conectamos al técnico con dos elementos muy largos, el accidentado descenderá mucho y si olvidamos quitar su anti-caídas de la cuerda de seguridad (que es nuestra cuerda de trabajo), este puede llegar a hacer presión sobre nuestro descensor y hacer que éste se desbloquee.

 


 

  • El desbloqueo del descensor puede también ocurrir si algún elemento, cinta, mosquetón, arista, viga, etc. presiona la nariz del descensor en dirección del anclaje o arnés, evitando que este se oriente correctamente y bloquee. Es posible que ocurra si colocamos el mosquetón de rose en la misma anilla que el descensor o en el mismo punto de anclaje.

La figura a continuación muestra cómo puede ocurrir esto.

No cierre de la placa del descensor:

  • Otro aspecto a tener en cuenta que es común en los dos dispositivos y aunque poco frecuente lo he visto de técnicos de trabajos verticales con poca experiencia (esto le puede ocurrir a técnicos con experiencia igualmente). Al colocar la cuerda en el descendedor, ¡giran la placa pivotante pero no la cierran!



Por otro lado hay otra situación en la que el dispositivo anti-error no funciona y debemos estar atentos:

  • Si por ejemplo tenemos la cuerda de trabajo anclada en nuestra misma vertical para hacer un pequeño descenso y la hemos dejado reenviada arriba en un mosquetón o polea (para luego subir más cómodamente), si colocamos la cuerda erróneamente en el descendedor nunca sería bloqueada por la leva anti-error, provocando que bajemos sin control.

  • He tenido la dicha de ver cómo un técnico de trabajos verticales se encontraba asegurando a otro (progresión por estructuras) con el dispositivo en el arnés y la cuerda por encima del hombro. Si el técnico que se encuentra progresando llega a caer, con la cuerda colocada erróneamente en el I’D, la posición de la cuerda sobre el hombro del técnico asegurador evitaría que la leva de dientes bloquee la cuerda.

 

¿Conoces cuál es la manera de agregarle rose al dispositivo de descenso y para qué lo usamos?

Durante un uso normal no hace falta hacer ninguna acción extra para conseguir que el dispositivo de descenso I’D o RIG funcionen correctamente y sea fácilmente controlable el descenso solo con la palanca pero sin soltar la cuerda de control.

Entonces ¿cuándo es necesario agregar rose extra al dispositivo de descenso?

Si realizando trabajos verticales un compañero necesita ser rescatado y descendido hasta el suelo o plataforma tenemos dos opciones para sacarlo de la situación de suspensión:

  • Una de ellas es desembragar las cuerdas del accidentado y descenderlo hasta el suelo para que los servicios de emergencia puedan auxiliarlo. Para esto debimos haber instalado un sistema desembragable mediante descendedores en lugar de cuerdas fijas.

  • La segunda opción sería realizar un rescate en el que el rescatista accede a las cuerdas del accidentado u otras cuerdas, cuelga al accidentado de su descensor y comienza el descenso. En ese momento hay dos personas colgando del mismo dispositivo y es necesario agregar un mosquetón de rose al sistema de descenso I´D o RIG.

Si tuviésemos que descender entre 150 y 200 kilos con el dispositivo instalado en los anclajes podemos usar ambos dispositivos I’D y RIG pero agregando el mosquetón de rose y si es necesario que la cuerda viva (en tensión) pueda ser desviada por otro mosquetón lo que también disminuye la fuerza que recibe el descensor de trabajos verticales (ya que aumenta el rose en dicho punto de desvío).

Si la carga es mayor, de 200 a 250 kilos, debemos combinar las acciones anteriores pero en la cuerda de control no solo pasaremos la cuerda por un mosquetón, sino que haremos en ese mosquetón un nudo dinámico, de tal manera agregar más control del descenso al dispositivo de descenso.


 

Así que la mejor combinación para evitar accidentes es estar formado para el uso del equipo, tener experiencia en trabajos verticales, conocer las especificaciones e instrucciones de uso del dispositivo y ser supervisado por personal con mayor experiencia.

Autor:   Ricardo Lavatelli (Supervisor IRATA L3)

Written by

The author didnt add any Information to his profile yet